Exterior Mac's Place restaurant

Cajun meets the border on the menu at Mac’s Place

EL PASO — From steaming jambalaya to blackened salmon, Mac’s Place introduced Cajun-inspired cuisine to El Paso’s downtown dining scene. The Louisiana style restaurant, co-owned by Gregory Wayne and Gelaine Apuan, offers an alternative to the usual Hispanic food, with their collection of homemade spices. “It’s a different kind of spice that people aren’t used to here, people are used to jalapeno or siracha,” Apuan said. “It’s a lip burning, oh-my-goodness spice where oh, I just can’t stop eating it.”

Like other entrepreneurs in the El Paso area, Apuan and her partner decided to roll the dice and open up Mac’s place on the East side in 2012. After a few years in the business they decided to expand the restaurant to their newest location downtown near San Jacinto Plaza and have now been operating that location for more than a year.

El aguacate, uno de los ingredientes más importantes de la comida mexicana y que nunca falta en la cocina de Alejandra Chávez. (Cortesía de Thyme Matters)

Thyme Matters – Pasión por la cocina

EL PASO – Durante esta temporada de primavera y renovación en todos los sentidos, entrevisto a Alejandra Chávez, la Chef y propietaria del restaurante Thyme Matters, quien sabe una o dos cosas sobre reinventarse y seguir tus sueños

En realidad nunca imaginé que alguien tan joven iba a contarme una historia con tantos sueños alcanzados y audacia. Resulta que Alejandra en su corta pero intensa vida, estuvo viviendo en Iowa, en un tiempo en que los únicos latinos que conocían en ese remoto pueblecito eran los trabajadores agrícolas que llegaban a cosechar el maíz. Ella llegó a los 22 años, como una joven financiera recién graduada de UT Austin, a comerciar en la bolsa de valores los futuros del maíz. Después le ofrecieron irse a trabajar a Enron y su intuición, junto con sus análisis financieros, le dijeron que había algo raro que no encajaba, así que dejó su exitosa carrera financiera y una vida cosmopolita en Houston para regresar a su tierra, El Paso. Ya aquí y después de preocupar a su papá, que no sabía que iba a hacer esta hija suya, nuestra chef decidió un fin de año que ahora sí se iba a dedicar a lo que más le gustaba en la vida y se inscribió el 2 de enero de 2003 en un curso de gastronomía en Florencia, haciendo uso de todos sus ahorros.

A family having dinner at Little Jimmis mobile food truck, parked at his usual spot in El Paso’s Lower Valley in front of the K-mart on Zaragosa. (Kristian Hernandez/Borderzine.com)

Roach coach, lunch truck or mobile food vendor?

Mobile food vendors in El Paso – Radio story

TRANSCRIPT

[Natural sounds: Cooking food on a the stovetop inside mobile food truck]

KRISTIAN HERNANDEZ (Reporter): Mr. and Mrs. Trejo stand patiently on the side of a busy street in far-east El Paso waiting for some beef tacos they just ordered from a mobile food vendor by the name of “Tacos el Charlie” that has made this dirt lot his spot for the night. YVETTE TREJO: You can’t really see what is in there so you are taking a chance. You don’t really know how clean they are but our experience off the trucks has always been good. I guess we are going off of imagination and pictures, how about that and hope. RAUL TREJO: And hunger.

Pacífica Seafood & Bar is located at 5801 N. Mesa, El Paso. (Photo courtesy of Pacífica)

Pacífica – Un restaurante joven, con sabor a familia

De boca en boca

EL PASO – Pacífica es un restaurante en el oeste de El Paso que abrió hace relativamente poco tiempo, en junio del año pasado, justo en la época en que se antoja un fresco ceviche o un aguachile estilo Sinaloa. La atmósfera es fresca, llena de luz, con un mobiliario sencillo, cómodo, de colores claros, un vestíbulo con una división muy creativa a base de envases vacíos de cerveza, un bar rodeado de una pared-pizarrón en la que se pueden leer mensajes de clientes que van dejando saludos, experiencias y chistes, muy al estilo del sur mexicano. Es una empresa familiar, rodeada de juventud, con meseros que no pasan de los 21 años y con dueños que rondan los 30. La historia de cómo se inició este proyecto está llena de historias de familia, de hermanos trabajando como socios codo a codo por muchos años, en una mueblería con sucursales en varias ciudades de México, donde los primos pasaban veranos como almacenistas, cajeros, subiendo y bajando cajas, apreciando el esfuerzo familiar y el valor del dinero que llega a casa. Con ese ejemplo, los socios iniciales, primos por supuesto, uno en Juárez y el otro en Monterrey, se pusieron de acuerdo, y con el apoyo y la experiencia de los padres, después de trabajar en restaurantes y terminar sus carreras, deciden iniciar su primer negocio juntos, muy al estilo de la familia.

No Fish se especializa en ofrecer vinos y cervezas de todo el mundo. (Courtesy of Liliana Chavira)

NO FISH – Una agradable sorpresa en el distrito Kern

De boca en boca

EL PASO – La verdad, la verdad, la primera que vez que me sugirieron que fuera a No Fish me pareció una broma, el lugar desde afuera parece un restaurante/bar de los que ofrecen servicio a los jóvenes que frecuentan el área de restaurantes y bares cerca de la universidad, ruidoso y sin chiste. Sin embargo, después de recibir esta misma sugerencia en otras ocasiones, decidí visitarlos y experimentar personalmente. Este lugar es sorprendente, desde la entrada la decoración es distinta de los otros restaurantes que hasta ahora he visitado para Borderzine, con una decoración a base de cristal, espejo, acrílicos y metales, con un juego muy sencillo y lineal de color, que mantiene la sensación posmodernista del lugar con su cava transparente y lámparas de focos. De sorpresa en sorpresa, No Fish se especializa en ofrecer vinos y cervezas de todo el mundo, con opciones por botella o degustaciones en una especie de percheros para copas de vino que dan la sensación de que van a caerse, pero se mantienen ahí; la segunda especialidad del restaurante la podrán imaginar: los quesos artesanales y los cortes finos de carne, seleccionados especialmente por el Chef ejecutivo. La siguiente sorpresa es algo irónica, resulta que sí sirven pescado y mariscos, quiero mencionar una propuesta deliciosa de ostiones fritos que no he visto en ningún otro lugar local, junto con la presentación, también ofrecen unas “paletitas” de alitas de pollo con salsa de jengibre, perfectas para probar las distintas opciones de vino y cerveza de la carta.

Pot au Feu at 307 E Franklin. (Courtesy of Sonia Himelspach)

Pot Au Feu – Una experiencia internacional

EL PASO – Pot Au Feu es un restaurante en el mero centro de El Paso, que por fuera parece un lugar sencillo sin más, parte de un edificio que ofrece alojamiento de bajo costo, rodeado de oficinas y bancos. Pero en cuanto cruzas la puerta, entras a una atmósfera cálida, contemporánea y elegante, un espacio que alberga el sueño hecho realidad de Roberto Espinoza, chef y propietario de este exquisito restaurante. Durante nuestra conversación, Roberto me cuenta que su pasión por la gastronomía le llegó en su juventud –de niño y adolescente nunca cruzó por su mente dedicarse a este creativo y demandante negocio–, no fue sino hasta graduarse de la preparatoria e imaginar su futuro trabajando en el negocio familiar de transporte de carga, lo que lo llevó a tomar la decisión de seguir un camino distinto: se inscribió en la escuela de gastronomía de Austin, Texas, para ser Chef. Una vez graduado empezó a trabajar en varios restaurantes de Austin, pero la nostalgia de la patria chica y el deseo de compartir su gusto por la buena comida con sus paisanos, lo llevó a convencerse de regresar a El Paso y abrir un restaurante con una propuesta distinta, donde se invita a los comensales a probar platillos de otras partes del mundo y así promover una cultura de buena comida. Roberto ejerce su liderazgo dentro de su negocio por medio del ejemplo y la camaradería: los empleados del restaurante son los primeros críticos de los platos que ahí se sirven, lo cual ha contribuido grandemente a mantener una calidad excelente y mejorar cada aspecto del negocio; tan es así que nadie se ha ido desde que se abrió el restaurante, algo muy raro en este negocio.

Tom's un pequeñito y acogedor restaurante en Kern Place. (Cortesía de Ian Atkins)

Tom’s – Joven inspiración por el artista

EL PASO – Visito Tom’s un fresco jueves de septiembre, es el nuevo restaurante en Kern, la zona de restaurantes y bares alrededor de UTEP, escondido en la calle Boston, pequeñito, acogedor y con una decoración muy especial. El restaurante hace honor a Tom Russell (músico, escritor y pintor representativo del noroeste norteamericano) todo un personaje. Me sorprende la juventud de Ian Atkins y Zach Adleman, gerente general y chef respectivamente, su conversación franca y limpia, llena de energía y sencillez. Apenas hace tres semanas que abrieron, después de batallar un poco con la construcción, “todo lo demás, menús, decoraciones, vajilla, logos, etc., estaba listo desde hace tiempo”, me dicen. Esta es su segunda aventura culinaria (cerraron el camión-restaurante Drifter para dejar el lugar a Tom’s).

Create Gourmet Eats – Un restaurante diferente, con un chef diferente

EL PASO – Me encuentro con Steven Hernández un sábado a mediodía, día de descanso para su camión-restaurante, Create Gourmet Eats, es parte del innovador concepto que ya es una constante en Miami, Los Ángeles y Nueva York: un restaurante ambulante que ofrece hamburguesas gourmet y ensaladas de lunes a viernes, en distintas zonas de la ciudad. Su dueño es un joven chef nacido y criado en El Paso, recién casado con una guapa empresaria que lo apoya de tal manera que deja su propio negocio en manos de empleadas para ser parte del personal de Create. Como en la mayoría de los casos, su primera experiencia con la cocina tuvo lugar en la casa familiar, con su mamá prohibiendo la entrada a su pequeño reino, después de expresar que su intención era ayudar y aprender, se le permitió la entrada a ese mundo. La Sra. Hernández ya no está con nosotros para ver el restaurante que su hijo ha iniciado pero el recuerdo de su deliciosa versión de macarrones con queso hace que Steve experimente todos los días nuevas recetas y piense en traer nuevos conceptos a la ciudad que tanto quiere.