La Ley del Sueño, esperanza para los estudiantes indocumentados

3
It took Irene Castellon, 19, 10 years to become a legal resident of the U.S. The DREAM Act seeks to help eliminate barriers to higher education for undocumented students who graduate from high school in the U.S. (Kimberly Foli/Courtesy of etsujournalist.com)

Irene Castellón, de 19 años, esperó 10 años para convertirse en una residente legal. La Ley del Sueño reduciría las barreras de educación superior para los estudiantes indocumentados que se gradúen de escuelas secundarias en los EE.UU. Foto: Kimberly Foli/etsujournalist.com (Kimberly Foli/Cortesía de etsujournalist.com)

Traducido por Kelly Hinkle

Read this story in English

JOHNSON CITY, Tenn. — Irene Castellón, 19, es una joven inteligente y bella que estudia español en East Tennessee State University. Ella espera usar su licenciatura en español para ayudar a los latinos a tener una vida mejor. Pero hace un año, la universidad no era una opción para ella por su estatus migratorio.

Actualmente, los inmigrantes indocumentados en los EE.UU. no pueden recibir ayuda financiera para la universidad. Debido a que una prueba del estatus legal es requerida para abrir una cuenta bancaria en los EE.UU., tampoco pueden recibir préstamos.

Cada año, aproximadamente 65.000 estudiantes indocumentados se gradúan de secundarias americanas según el Portal de la Ley del Sueño, una comunidad en línea de estudiantes indocumentados. La mayoría de estos estudiantes, como Castellón, han estado viviendo en los EE.UU. desde la infancia, con casi ningún recuerdo del país que dejaron atrás. Sin embargo, algunos de estos estudiantes deben volver a sus países de origen para recibir una enseñanza superior más asequible

¿Qué es la Ley del Sueño?

La ley de Desarrollo, Alivio y Educación para los Extranjeros Menores (DREAM Act) fue reintroducida en el Congreso el 26 de marzo de 2009 por los Senadores Richard Durbin de Illinois y Richard Lugar de Indiana.

Originalmente, el Senador Republicano Orrin G. Hatch de Utah introdujo un proyecto de ley parecido en el 2001 “para enmendar la Reforma de Inmigración Ilegal y la Ley de Responsabilidad del Inmigrante de 1996 para permitir que los Estados determinen la residencia estatal para propósitos de enseñanza superior y para autorizar la cancelación de la extracción y el ajuste del estatus de ciertos estudiantes extranjeros encaminados a la universidad que han estado viviendo en los Estados Unidos por mucho tiempo.”

La Ley del Sueño busca otorgar residencia legal permanente a los inmigrantes ilegales si se gradúan de una escuela secundaria americana, entraron a los EE.UU. antes de cumplir 16 años, tienen entre 12 y 35 años al momento en que la ley es promulgada, y completan por lo menos dos años en la universidad o en el servicio militar dentro de seis años. Para calificar, los interesados deben haber estado viviendo en los EE.UU. durante por lo menos cinco años consecutivos y deben ser de “buen carácter moral.”

Un grupo de maestros establecido en California se opone a la porción del servicio militar de la Ley del Sueño.

“La Ley del Sueño creará un alistamiento militar de facto para nuestros jóvenes indocumentados,” dijeron los miembros de la Asociación de Educadores de la Raza en una declaración del 2007. “Decimos de facto porque aunque a los estudiantes se les da una ‘elección,’ la realidad es que las condiciones deplorables e inadecuadas de la educación latina harán del alistamiento militar la única ‘elección’ para nuestros jóvenes indocumentados.”

El grupo de maestros dice que la Ley del Sueño podría potencialmente convertir a los jóvenes latinos en víctimas de la guerra, si es que sirven en el ejército para obtener una tarjeta verde.

“Creemos que nuestros estudiantes y nuestras comunidades en conjunto se merecen la legalización total e inmediata sin tener que servir en el ejército,” dijeron en la declaración.

En el caso de Castellón, su familia la trajo a los EE.UU. para que ella y su hermana pudieran recibir una mejor educación.

Nacida en Nayarit, México, Castellón se mudó a la zona de Tri-Cities en 1994, cuando tenía 5 años. Su padre, residente legal de los EE.UU., había estado trabajando como agricultor migrante por varios años, volviendo a México cada par de meses para ver a su familia. Cuando tenía 8 años, su familia comenzó a llenar solicitudes para conseguir residencia permanente para ella, su madre y su hermana, Karen.

Le costó a su familia cerca de $10.000 para que Castellón, su madre y su hermana se convirtieran en residentes legales de los EE.UU., dijo ella. Le llevó 10 años para finalmente ser considerada “legal,” 11 años para su hermana.

¿Por qué los estudiantes no solicitan la ciudadanía?

La mayoría de las familias, sin embargo, no pueden darse el lujo de hacerse ciudadanos legales.

“Nuestros estudiantes, incluso los indocumentados, tratan muy duro de sacar buenas notas,” dijo Ashleigh Shu, consejera escolar de Tennessee High School en Bristol, donde asisten muy pocos estudiantes indocumentados.

“Cuando ellos [los estudiantes indocumentados]se enteran que la universidad no es una opción debido a la carga financiera sobre sus familias, se les quiebra el espíritu.”

Shu dijo que pocos estudiantes indocumentados en Tennessee High solicitan residencia permanente por razones financieras.

“La mayoría de nuestros estudiantes [indocumentados]han vivido aquí la mayor parte de sus vidas,” dijo Shu antes de hablar de un estudiante que sueña con asistir a una universidad de renombre, pero que posiblemente no pueda asistir porque no es residente legal.

“Se merecen la oportunidad de recibir una educación mejor,” dijo Castellón. “Sus padres los trajeron aquí para que consigan una mejor educación y así no tengan que trabajar en fábricas.”

Castellón, que asistió a Unicoi County High School, habló de amigos que sacaron buenas notas en la escuela pero que no pueden asistir a la universidad porque sus familias no pueden darse el lujo de pagar la matrícula para no residentes.

“Muy pocos eran documentados,” ella dijo.  “Es desalentador porque si saben que no pueden ir a la universidad, no tiene sentido tratar de sacar buenas notas.”

Shu dijo que ella está muy emocionada con la posibilidad de que estudiantes indocumentados vayan a su oficina y reciban respuestas de ayuda financiera, si es que la Ley del Sueño se aprueba.

“También estoy emocionada con la posibilidad de que se conviertan en residentes permanentes,” dijo ella.  “Pienso que muchos de ellos no saben cómo obtener residencia permanente, ni tampoco sus padres.”

The DREAM Act logo. Two hundred eighteen representatives and 60 senators is the critical mass of support needed to pass the DREAM Act in Congress.

Logo del Portal del DREAM Act. Doscientos dieciocho representantes y 60 senadores es el número crítico de apoyo que se requiere para aprobar el DREAM Act en el Congreso.

Oposición a la Ley del Sueño

Los que se oponen a la Ley del Sueño piensan que ofrecer residencia legal permanente a los inmigrantes ilegales es como ofrecer amnistía a un grupo de gente que ha desobedecido la ley.

En Tennessee, los Senadores Republicanos Lamar Alexander y Bob Corker votaron en contra de la propuesta.

“El problema con esta ley es que extiende los beneficios del gobierno a gente que está ilegalmente en los Estados Unidos,” dijo Alexander en septiembre del 2007, cuando el proyecto de ley fue reintroducido en el Senado.  “No podemos restablecer un sistema de inmigración legal — que es el verdadero sueño americano — si lo debilitamos al conceder nuevos beneficios a aquellos que están aquí ilegalmente.” Corker concuerda.

“El Senador Corker entiende la importancia de la educación superior pero tiene miedo de que esta legislación pueda tener el efecto de fomentar la inmigración ilegal,” dijo Laura Herzog, directora de comunicaciones del senador.

El comité de acción política Americans for Legal Immigration se ha opuesto al proyecto de ley.

“Esto es el Bad Dream Amnesty Act,” dijo William Gheen de ALIPAC en el 2007.  “Esta ley sustituiría a los estudiantes americanos en los asientos limitados de la universidad a costas del contribuyente.  Nuestra organización ha ayudado a derrotar esta medida muchas veces al nivel estatal y ahora trataremos de evitar que el Senado la apruebe.”

El Sen. Hatch, que es actualmente miembro del Comité del Senado de los EE.UU. en Finanzas, argumentó que una matrícula más barata para los estudiantes indocumentados no resuelve el problema mayor de su estatus migratorio.

“A pesar de que no apoyo la otorgación de amnistía libre a los inmigrantes ilegales,” él dijo, “estoy, sin embargo, a favor de proveer a los niños — los que no tomaron la decisión de entrar ilegalmente a los Estados Unidos — la oportunidad de ganar el privilegio de quedarse aquí  legalmente.”

“While I do not advocate granting unchecked amnesty to illegal immigrants,” he said,  “I am, however, in favor of providing children —children who did not make the decision to enter the United States illegally— the opportunity to earn the privilege of remaining here legally.”

_____

Editor’s note: Esta historia fue publicada previamente en El Nuevo Bristol Herald Courier.

Comments

comments

Share.

3 Comments

  1. geovani gonzalez perez on

    iniciaitva como esta , son determinantes en el futuro de un ancion como los Estados unidos, por lo tanto mas que fobias o peros, aterricenla con algo de sensibilidad, los jovenes no tiene la culpa de estar en estados unidos, ni nadie mas, uno escoge donde vvir y estudiar y es en ese sentido que es importantisimo que esta ley otorgue a los estudiantes indocumentados la posibilidad real de aportar algo, una pizca de arena al desarrollo del pais que les esta brinbdando segurida laboral, y un desarrollo como personas a traves del estudio sea de la disciplina que sea…

    saludos y muchas gracias por el espacio

  2. Dream Act… por algo fue llamada asi,, es un sueno para tantos jovenes poder ir a la universidad sin ningun problema pues ellos no tuvieron la culpa de venir aqui tan pequenos y que al momento en este pais el sistema migratorio este tan mal. Hay muchos jovenes que han tenido que dejar sus suenos de ser profecionales y poder aportar algo positivo a este pais. Ya todos sabemos que este pais necesita de todos los que vivimos en este pais para que salga adelante. Que mejor que preparar a todos estos estudiantes para que este pais este lleno de profecionistas y no desperdiciar los talentos de todos ellos que muchos ya serian doctores, abogados, maestros, etc. y que solo se tuvieron que conformar con vivir en la obscuridad y solo trabajar en lo que sea. La superacion de una Nacion se adquiere con la preparacion de sus integrantes.

  3. I Just have have two wishes in my life and the first one is that the dream act com true for all the illegal students i USA and the other wish is to have a better education in my life.

Leave A Reply

Borderzine-cover-May-2016

Don't miss a thing! Signup here for unique border coverage you won't find anywhere else

Join our mailing list to receive weekly news and commentary on Border Life

Thank you! You have successfully subscribed.