Celebra la Comisión Internacional de Límites y Aguas 125 años de razón y diálogo

1

Por Myriam Cruz

En este año de 2014, estamos de fiesta, celebramos el triunfo de la razón, el diálogo y la diplomacia, celebramos los 125 años del establecimiento de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA), con su Sección Mexicana y su Sección Estadounidense, una institución que nos marca el camino de lo que significa tratar con tus vecinos de manera pacífica, y que ha dejado una profunda huella en nuestra historia y seguirá siendo crucial en el desarrollo de esta bendita frontera.

CILASealUna forma de trabajar única, porque las secciones de cada país siempre están consultando entre sí, -con todo lo que eso conlleva, lidiar con cultura, puntos de vista, lineamientos de los gobiernos, y por supuesto, personalidades; trabajando para el bien común de todos, mexicanos y estadounidenses, los que vivimos en las ciudades y los agricultores que esperan con gran anticipación las descargas del río para empezar una nueva cosecha y un nuevo sueño.

“CILA es ejemplo de cooperación fronteriza en el mundo”, dijo Enrique Serrano, Presidente Municipal de Ciudad Juárez, en septiembre 2014.

Como a veces pasa, la razón de su creación se desprende del Tratado de Guadalupe-Hidalgo, cuando México pierde más de la mitad de su territorio y hay que establecer una nueva Línea Divisoria Internacional, en los tiempos en que se hacían los deslindes y marcaciones a través del compás y observando las estrellas, viajando por meses y acampando en medio de la nada para establecer la nueva frontera. Sucesivas convenciones van estableciendo las delicadas funciones de la CILA, usando los instrumentos a la mano de acuerdo con la época, para dirimir desde los límites de cada país -las fotografías que ilustran la forma en que se medían los aforos de agua, en canastilla a mitad del rio en los 40’s, hasta las modernas estaciones telemétricas que se utilizan actualmente, que nos van llevando por los entramados de un largo camino para repartir de manera justa lo que nos corresponde a cada uno.

Son maravillosas las referencias, documentos y fotografías que tienen en sus archivos, esas fotografías de la inauguración de la Presa Falcón por los presidentes Eisenhower y Lopez Mateos, cuando inicia operaciones la Presa La Amistad por Nixon y Díaz Ordaz, los instrumentos de medición, los campamentos de ingenieros para marcar los distintos puntos fronterizos, en una referencia que en nuestros tiempos de computadoras e innovaciones nos cuesta cada vez más trabajo comprender.

La CILA es una referencia obligada en la historia de nuestras ciudades hermanas ya que se desarrolló al mismo tiempo que nuestras ciudades, negociar y administrar el agua en el Paso del Norte, va de la mano con el crecimiento de las poblaciones, con la vida diaria, con las necesidades y desafíos que se van presentando y obligan a esta honorable institución a seguir transformándose para seguir atendiendo los nuevos retos que presenta el cambio climático, las políticas de cada estado, cada municipio, cada condado, y cuando es necesario, negociar y resolver las diferencias de los representantes de los ciudadanos, lo más difícil en mi opinión.

Uno de los acontecimientos más famosos en su historia es el caso del Chamizal, que inicia casi al mismo tiempo que la frontera misma, cuando las avenidas y la erosión van cambiando el cauce del Rio Bravo y 243 hectáreas de suelo mexicano cambian hacia el lado estadounidense, asunto que se trata por primera vez en el seno de la CILA en 1895, dando inicio a un larga e interesante camino que va y viene de Washington a la ciudad de México por muchísimo tiempo, paciencia y la muestra de que si se hace un esfuerzo, está la posibilidad real de resolver, de arreglar, de acordar, para bien de todos, sin que tenga que ver otra cosa que no sea la razón, al fin, a mediados del siglo pasado, se firma el acuerdo para la rectificación del Rio Bravo (Rio Grande para los Estados Unidos), vale la pena visitar el portal de la CILA para aprender que la diplomacia puede ser apasionante.

Los retos de la institución son distintos ahora, los ocupan la distribución de las aguas internacionales entre México y Estados Unidos, las acciones que se deben y tienen que tomar en estas largas temporadas de sequía, lidiar con estos nuevos líderes estatales, municipales y federales, implementar nuevas e innovadoras iniciativas como el Acuerdo del 20 de noviembre del 2012, donde se establece minimizar los impactos ambientales en el Rio Colorado y restablecer el ecosistema.

La historia de la CILA es un recorrido por la historia de la frontera, la inestabilidad de México durante la Revolución y la Segunda Guerra Mundial para Estados Unidos, abarcando desde fines del siglo XIX hasta la fecha, durante la época en que se empezaron a construir presas y embalses para proteger las avenidas durante la temporada de lluvias, o para la irrigación del Valle de Mexicali, la CILA es quien se encarga de construir, distribuir pero sobre todo, mediar, acordar para bien de todos, algo tan vital como el agua, entre otras cosas.

Solamente a través de la CILA es que se puede tratar el agua residual de Tijuana en San Diego, protegiendo la calidad del agua de las playas y garantizando el bienestar de una zona binacional; se construye una presa en la mera línea, la Presa de la Amistad, que protege y ayuda garantizar los patrimonios de agricultores y ciudades en el Valle Bajo de Texas, allá por Ciudad Acuña, en el estado de Coahuila, en fin, es imposible detallar 125 años de historia en un artículo … .

Lo que vale la pena resaltar es la bondad de instituciones como esta, lo bien que nos haría en el mundo actual, lleno de conflictos, de éxodos de niños, de fundamentalismos asesinos, de conflictos interminables, que bueno sería recordar que tenemos la opción y un ejemplo de 125 años que nos dice que si hablamos, discutimos y refutamos, con documentos y pruebas, por las vías legales y respetuosas de todos los habitantes, todos ganamos, y tenemos PAZ.

Comments

comments

Share.

1 Comment

  1. Roberto Perezdiaz
    Roberto Perezdiaz on

    Un artículo muy informativo y bien escrito. En lo personal, me gustaría saber si en la(s) oficina(s) en El Paso hay fotos que puede ir a ver el público. Quizás una exposición de las fotografías de sus archivos sería posible organizar en un futuro no demasiado lejano.

Leave A Reply

Don't miss a thing! Signup here for unique coverage of border life you won't find anywhere else

Join our mailing list to receive weekly news and commentary on Border Life

I am a..

Thank you! You have successfully subscribed.