Los Indios de la Universidad Autónoma presentan una nueva oportunidad en el fútbol profesional de Juárez

1
La nueva franquicia de los Indios, ahora auspiciados por la UACJ, espera que los aficionados abracen sus nuevos colores, blanco y azul. (Iliana Estrada/Borderzine.com)

La nueva franquicia de los Indios, ahora auspiciados por la UACJ, espera que los aficionados abracen sus nuevos colores, blanco y azul. (Iliana Estrada/Borderzine.com)

CIUDAD JUAREZ – La desafiliación del equipo de fútbol Indios de Ciudad Juárez del máximo circuito del balompié nacional, ocurrida en diciembre de 2011, causó sorpresa y desolación entre los miles de aficionados y seguidores que en ambos lados de la frontera jamás dejaron de apoyar a su equipo del alma.

“Era increíble que apenas hace dos años antes estábamos en semifinales de la Liguilla y ahora el equipo estaba desapareciendo”, recuerda con nostalgia Jesús García, un fanático del club quien en ese entonces siguió de cerca la noticia de la repentina disolución de su equipo de fútbol preferido.

Jesús, al igual que miles de simpatizantes de la oncena juarense, quedó de pronto sin la oportunidad de poder disfrutar del fútbol profesional en una ciudad que durante el último lustro fue castigada por la ola de violencia y crimen.

La causa de esa repentina culminación, según se informó, fueron los adeudos económicos que la directiva mantenía con sus jugadores. Parecía que todo llegaba a su fin.

Sin embargo, tras ocho meses sin contar con un equipo profesional que representara a Ciudad Juárez, la pasión futbolera volvió a encenderse nuevamente entre los hinchas con el resurgimiento de un nuevo equipo de Indios, esta vez bajo el manto protector de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), renovando otra vez más la esperanza en todos aquellos juarenses y residentes de esta región fronteriza que alguna vez vibraron de emoción con los desaparecidos Indios y con los Cobras de Ciudad Juárez de la década de los ochentas.

Adquirida y administrada por la máxima casa de estudios de la localidad, la UACJ, hoy esta renovada franquicia futbolera, armada totalmente por estudiantes universitarios, busca ganarse el cariño de los fanáticos al balompié de ambos lados del Río Bravo.

“Yo creo que después de que pasó un tiempo sin haber un equipo de fútbol profesional aquí en la ciudad, la gente recibió muy bien al equipo de la universidad. Hubo muy buen registro de entradas, sobre todo al principio del torneo”, explica emocionado Heriberto Olivares, entrenador de Indios UACJ.

El club universitario debutó en el mes de agosto de 2012 en la Liga Premier de la Segunda División del fútbol mexicano. Antes de concluir el torneo el equipo se ubicó en el lugar número 27 de la tabla conformada por los 32 equipos que disputan la contienda para ascender al máximo circuito del balompié nacional.

Desde distintos ángulos y frentes, el conjunto de la UACJ ha tenido que enfrentar varios retos derivados de la inexperiencia de sus jugadores que por primera vez compiten dentro de una categoría profesional, ya que además de llevar a cuestas la responsabilidad de representar a Ciudad Juárez, también deben lidiar con el peso del nombre y las comparaciones que sus seguidores hacen en relación al equipo Indios que les antecedió, sobre todo cuando los resultados obtenidos por la agrupación universitaria en el torneo les han sido desfavorables.

“Es algo normal ser comparado con el antiguo equipo de Indios, porque arrastramos el mismo nombre. No es tanta la presión por llamarnos igual, son más las ganas de hacer algo importante con el equipo, algo bueno para la ciudad y lograr hacer historia”, expresa confiado Iván Gerardo Muñoz, uno de los arqueros de Indios UACJ.

Y es que para miles de aficionados la historia de los desaparecidos Indios resulta difícil de superar, principalmente por el cariño que aún le guardan al extinto club que supo ganárselo a pulso dentro y fuera de la cancha.

Todavía se recuerda la enorme satisfacción y júbilo cuando el equipo juarense ascendió a la Primera División, representando dignamente a una comunidad lastimada por la inseguridad pública y tan necesitada de buenas noticias.

C.F. Indios: Un oasis en el desierto

“Desgraciadamente en ese tiempo Ciudad Juárez pasó por una etapa muy convulsa; se decía que cuando Indios tenía juego en el Estadio Olímpico Benito Juárez hasta la violencia se detenía. Era un oasis, una zona de esparcimiento; fue algo maravilloso para la comunidad juarense”, rememora con emoción Carlos Estrada, periodista deportivo de la localidad.

La prensa nacional hablaba positivamente de Ciudad Juárez por primera vez en mucho tiempo; elogiaba el envalentonamiento del equipo juarense, un club humilde que se enfrentó durante toda la temporada al tú por tú con las grandes leyendas del fútbol mexicano.

Ese esfuerzo colectivo rindió frutos en 2009 cuando logró posicionarse en las semifinales de la Liguilla y de pronto fue apreciado como fuerte candidato para ganar la final de aquel torneo de clausura.

“Nos quedamos a cinco minutos prácticamente con aquella intención de gol del argentino Javier Malagueño y la gente en un suspiro dejó esa ilusión… Ese momento fue el clímax de una afición hacia el deporte y sobre todo del cariño a un equipo”, comenta Estrada.

Y aunque el pase a la final no llegó esa vez al sucumbir en el marcador global ante el equipo Pachuca, la memorable temporada que había entregado el equipo aborigen a su afición bastó para colmar de alegría a toda la localidad fronteriza.  La tribu había hecho historia.

Después de aquella temporada legendaria para los Indios de Ciudad Juárez y su afición, no se volvió a repetir la hazaña.  Al contrario, todo fue en declive.

En su siguiente torneo el conjunto tuvo una serie de problemas económicos, lo cual mermó su  rendimiento en la cancha, culminando en el doloroso descenso del equipo.

Pero aún más dolorosa para sus seguidores resultó la desafiliación de Indios por la Federación Mexicana de Fútbol (FMF), debida a los múltiples adeudos que tenía el club juarense, dejando así un hueco en el fútbol profesional fronterizo y un panorama desolador para los hinchas, quienes nunca dejaron de apoyar a pesar de las circunstancias adversas.

“La desafiliación fue un golpe muy duro para una afición que se había entregado de una forma tan bonita; la directiva le falló”, apunta Estrada.

La afición protestó, hubo marchas encabezadas por ‘El Kartel’, la porra oficial de Indios. Querían a la tribu de vuelta, al equipo que en su mejor temporada les demostró que se podía lograr lo inimaginable en la máxima categoría del fútbol nacional, aquel club que les hizo soñar a pesar de la situación de crimen y violencia que se vivía en ese momento.

El arranque de Indios UACJ

Tuvieron que pasar ocho meses para que la hinchada fronteriza volviera a disfrutar del fútbol profesional, para que coreara de nuevo el nombre de su equipo en el estadio.

Pero algo cambió.

Ahora no son los mismos Indios, ni la franquicia original, ni siquiera los colores representativos del desaparecido equipo rojiblanco permanecen. Ahora sus jugadores lucen los colores blanco y azul.

No obstante, ‘El Kartel’, la aguerrida barra que acompañó a los antiguos Indios en las buenas y en las malas, sigue ahí, presente al pie del cañón, al igual que muchos de sus aficionados, demostrando que la verdadera pasión por el fútbol y el amor por su ciudad se llevan por dentro, en el alma futbolera.

“Algunos aficionados ven en este momento a Indios UACJ como un consuelo;  la gente aún no se identifica plenamente con los nuevos colores, siguen yendo al estadio con la playera de los antiguos Indios… creo que al nuevo equipo le falta garra, los veo nerviosos, les hace falta liderazgo”, opina Jesús García al hablar de su percepción y el desempeño de los nuevos Indios de la UACJ que esta temporada no lograron el pase a la Liguilla, dejando así escapar la posibilidad del ascenso.

Desde su debut en la liga profesional, los resultados obtenidos por los universitarios no fueron del todo satisfactorios.

Sin embargo, su entrenador, Heriberto Olivares, dice sentirse confiado de que la próxima temporada el conjunto de la UACJ habrá de mejorar su rendimiento.

Con una sonrisa amable acompañada de una actitud reflexiva, Olivares asegura que esta temporada les ha servido de gran experiencia para conocer sus puntos débiles.

Vaticina que en la próxima el equipo mostrará avance y fortalecimiento, ya que considera que en su torneo como debutantes en una liga profesional el conjunto universitario aprendió mucho de sus errores y aciertos.

“Los muchachos y el cuerpo técnico estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo, siempre trabajando con mucha honestidad, tratando de hacer las cosas lo mejor posible; nos ha costado mucho, pero siempre vamos a estar peleando para sacar las victorias. Ojalá que nos sigan apoyando y sigan yendo al estadio; el próximo torneo empieza en enero, esperamos darles satisfacciones con mayor frecuencia”, promete.

Por su parte, los jugadores de los nuevos Indios, todos ellos de entre 18 y 22 años de edad, entrenan diariamente a pesar del clima gélido que flagela a esta localidad durante el invierno.

Tanto jugadores como cuerpo técnico de Indios UACJ se resisten a perder el ánimo.

“Algunos aficionados toman los resultados de este torneo como experiencia para el siguiente y algunos sí se molestan, porque quieren que desde la primera temporada se den los resultados, pero nosotros seguimos trabajando para que poco a poco logremos sacar adelante al equipo”, señala por su parte Iván Muñoz, jugador del equipo, quien además de dedicarse al fútbol estudia la carrera de administración de empresas.

Rectoría impulsará al equipo

Por su parte el rector de la UACJ, Ricardo Duarte Jáquez, manifiesta que la universidad impulsará al equipo con los recursos necesarios para que su rendimiento deportivo siga aumentando, al tiempo de dar prioridad a los estudios académicos de los jóvenes futbolistas.

Luego sostiene: “el equipo va en desarrollo, es su primera edición y obviamente están tomando la confianza como todo equipo profesional; confiamos plenamente que va a hacer un buen papel”.

Mientras tanto, dentro de la cancha y vestidores el ánimo no decrece.

Antonio Carlos Roque, mediocampista de Indios UACJ, expresó que la universidad está haciendo todo lo posible para impulsar al equipo.

Existe toda la voluntad tanto de él y sus compañeros para que en el próximo torneo se logren buenos resultados en la cancha. Eso, dice, será la mejor forma de demostrar su gratitud hacia esta ciudad y sus seguidores.

Formar una identidad propia

Como timonel y responsable del equipo, Olivares reconoce que aún no se ha logrado crear una identidad de Indios UACJ dentro de la comunidad juarense y en ese sentido se está trabajando. Advierte que para lograr esa identidad con los juarenses hace falta trabajar más y lograr ser más competitivos a lo largo del torneo.

“Así, poco a poco, la gente va a ir creyendo en el equipo y se va a identificar más con él”, apunta.

“Los triunfos son los únicos que te hacen sentir los colores de un equipo. A medida que el equipo Indios de la UACJ empiece a darle triunfos a su afición, la camisa antigua: rojo y blanco de los Indios de Juárez se va a quedar de lado para ponerse la azul y blanco de los Indios de la UACJ”, manifiesta a su vez Carlos Estrada.

Señala que la afición desea una vez más estar en la cima, como lo logró en alguna ocasión con los antiguos Indios. Pero advierte que repetir esa hazaña es cuestión de paciencia y esfuerzo no sólo de parte de los jugadores, sino también de los aficionados que son la pieza clave para alentar al equipo.

Para Estrada, estar “en las buenas y en las malas” con el club resulta fundamental, sobre todo cuando el conjunto es tan reciente; más allá de la exigencia y de las comparaciones inmediatas con el recordado y querido club de fútbol Indios de Ciudad Juárez.

En tanto la ciudad mantiene la esperanza de paz y un mejor futuro, los fanáticos del balompié en esta región fronteriza siguen expectantes de una chispa que vuelva a encender la pasión por ese deporte colectivo.

“La gente se debe hacer a la idea que no son los mismos Indios, de que es un nuevo proyecto y alentarlo, adoptar estos nuevos colores, encariñarse con ellos, con estos nuevos jugadores, con el cuerpo técnico, con el nuevo equipo. Y para que esto pase Indios UACJ debe trabajar…echarle ganas…”, concluye Jesús García.

_____

Nota del editor: Este reportaje fue realizado en noviembre de 2012, cuando Heriberto Olivares aún era el entrenador de Indios UACJ; el 12 de diciembre del mismo año Joaquín Mendoza Hernández fue presentado como nuevo director técnico del equipo, sustituyendo a Olivares.
“El espíritu del equipo va a ser de lucha, como es el de la gente de Juárez… Deseo que la comunidad universitaria se sienta orgullosa del equipo”, manifestó Mendoza sobre las expectativas que tiene sobre el club universitario.

Corrección: Febrero 8, 2013

Este reportaje ha sido revisado para incluir la siguiente corrección: Los Indios UACJ debutaron oficialmente en agosto de 2012 y no en agosto de 2011 como se mencionó en una versión anterior.

Comments

comments

Share.

1 Comment

  1. Domingo Martinez
    Domingo Martinez on

    i hope that the new indios of uacj does better lets see go up to the primera division in a few years. i miss the days of the old indios of juarez when i saw my team club america playing in juarez to me it was a good time to my team in juarez i might not chance my club america again because the closest games that i see my club america again is ethier in torreon or tijuana but that require a peferct time and season to see them.

Leave A Reply

Borderzine-cover-May-2016

Don't miss a thing! Signup here for unique border coverage you won't find anywhere else

Join our mailing list to receive weekly news and commentary on Border Life

Thank you! You have successfully subscribed.