Thyme Matters – Pasión por la cocina

0

EL PASO – Durante esta temporada de primavera y renovación en todos los sentidos, entrevisto a Alejandra Chávez, la Chef y propietaria del restaurante Thyme Matters, quien sabe una o dos cosas sobre reinventarse y seguir tus sueños

En realidad nunca imaginé que alguien tan joven iba a contarme una historia con tantos sueños alcanzados y audacia. Resulta que Alejandra en su corta pero intensa vida, estuvo viviendo en Iowa, en un tiempo en que los únicos latinos que conocían en ese remoto pueblecito eran los trabajadores agrícolas que llegaban a cosechar el maíz. Ella llegó a los 22 años, como una joven financiera recién graduada de UT Austin, a comerciar en la bolsa de valores los futuros del maíz. Después le ofrecieron irse a trabajar a Enron y su intuición, junto con sus análisis financieros, le dijeron que había algo raro que no encajaba, así que dejó su exitosa carrera financiera y una vida cosmopolita en Houston para regresar a su tierra, El Paso.

El aguacate, uno de los ingredientes más importantes de la comida mexicana y que nunca falta en la cocina de Alejandra Chávez. (Cortesía de Thyme Matters)

El aguacate, uno de los ingredientes más importantes de la comida mexicana y que nunca falta en la cocina de Alejandra Chávez. (Cortesía de Thyme Matters)

Ya aquí y después de preocupar a su papá, que no sabía que iba a hacer esta hija suya, nuestra chef decidió un fin de año que ahora sí se iba a dedicar a lo que más le gustaba en la vida y se inscribió el 2 de enero de 2003 en un curso de gastronomía en Florencia, haciendo uso de todos sus ahorros. A fines de ese mismo mes ya estaba batallando con una cultura tan machista como la nuestra, otro idioma, pero aprendiendo los secretos de la cocina toscana. En marzo recibió la visita de sus padres, que al fin se convencieron de que la cocina era el futuro para Alejandra, con ese apoyo, se decidió a continuar otros seis meses pero ahora en el norte, en una escuela enclavada en un castillo medieval, cerca de Torino, estudiando con brasileños (era el único curso disponible) lo cual hizo que aprendiera mejor su italiano, mientras trabajaba con chefs reconocidos.

La Chef Alejandra Chávez tiene una historia personal con mucho de sueños y audacia. (Cortesía de Thyme Matters)

La Chef Alejandra Chávez tiene una historia personal con mucho de sueños y audacia. (Cortesía de Thyme Matters)

Es una larga conversación donde conversamos sobre distintas etapas de su vida: fue en la preparatoria cuando se dio cuenta de la tremenda influencia que tiene la comida en las personas: cuando se postuló para un puesto en la mesa directiva de la escuela, repartía galletas y repostería preparada por ella, mientras sus futuros electores saboreaban sus creaciones, ella tenía oportunidad de plantearles sus ideas, sobra decirlo, ganó. Esta sencilla acción tuvo un efecto determinante, a partir de ahí la cocina y la comida jugaron un papel muy importante en su vida, sin embargo, escuchando a sus padres, se decidió por estudiar una carrera de “verdad”.

De regreso a El Paso, empieza a ofrecer servicio de banquetes a domicilio con bastante éxito, al mismo tiempo que preparaba los platillos semanales para una familia; para ese entonces ya recibe todo el apoyo de sus padres, incluso la beca “Chávez” para continuar con sus estudios, esta vez en la bella ciudad de Oaxaca, con el chef Alejandro Ruiz, donde se enamora de las salsas, los moles y el bello ritual que conlleva la deliciosa cocina oaxaqueña, le llaman la atención las infinitas posibilidades de una salsa, el lento proceso donde se van incorporando sabores y sensaciones, en fin, continúa con su pasión por la cocina.

Cuando hablamos, se transparenta la pasión y el gusto de Alejandra por la cocina y como se traduce en su constante interés por agradar a sus clientes creando nuevos platillos y experimentando nuevos sabores, su conversación te transporta a su cocina y casi se puede respirar el olor de las salsas y sabores que están esperando por su toque especial para salir al comedor.

En marzo de 2004, después de dos años de estar trabajando en servicios de banquetes a domicilio, abre su primer restaurante en un centro comercial cerca de la calle Festival. El lugar era pequeñito, solo cuatro mesas, pero continuó con el servicio de banquetes. Fue entonces que a petición de sus clientes frecuentes y la oportunidad de mudarse a su dirección actual, se decide a ampliar su préstamo inicial con el Servicio de Administración de Pequeños Negocios (Small Business Administration) y abrir en grande, con servicio de barra internacional, horario amplio y salón para eventos especiales.

Es importante destacar que es muy difícil conseguir un préstamo de SBA para restaurantes debido al alto riesgo que representa este giro de negocio, su conocimientos financieros y su evolución paulatina seguramente jugaron un papel importante, y a la vez es un ejemplo de que si se desea algo, se puede lograr sin importar los pronósticos iniciales.

Alejandra es una inspiración para todas las mujeres, especialmente de cómo sin hacer muchos aspavientos y escuchando su corazón, puso en juego sus conocimientos para seguir sus sueños, que ahora están cristalizados en un restaurante que se llena dos veces todos los días, gracias a su calidad y consistencia, además de ofrecer variedad semanalmente con su menú especial,  gracias y ¡bravo!

CUESTIONARIO

Thyme Matters está ubicado en el 5857 N. Mesa #24. (Cortesía de Thyme Matters)

Thyme Matters está ubicado en el 5857 N. Mesa #24. (Cortesía de Thyme Matters)

BORDERZINE: ¿Inspiración imprescindible para cocinar?

ALEJANDRA CHÁVEZ: Buenos cuchillos.

B: ¿Platillo favorito de siempre?

AC: Calabacitas a la mexicana (con elote, cebolla, tomate, crema y queso).

B: ¿Platillo favorito actual?

AC: Algo cocinado a fuego lento.

B: ¿Características básicas de la cocina?

AC: Cuchillos, espátula, cucharas de madera, buenas sartenes  y una buena estufa.

B: ¿Ingrediente que no puede faltar?

AC: Hierbas secas.

B: ¿Persona o posición más importante en el restaurante?

AC: El chef y su cocina?

B: ¿Planes futuros?

AC: Seguir mejorando, innovando, que el restaurante siga con su ambiente casual.

(Cortesía de Thyme Matters)

(Cortesía de Thyme Matters)

B: ¿Desafíos en el negocio?

AC: Delegar, aprender que no se puede hacer todo.

B: ¿Qué es lo que más disfrutas cuando estás cocinando?

AC: Pensar en cómo lo va a disfrutar el cliente.

B: ¿Pasión por la cocina, alguna en particular?

AC: La creatividad, la interminable oportunidad de combinaciones, el olor de los chiles, la armonía.

B: ¿Chef que más admiras?

AC: Patricia Quintana.

B: ¿Cuál es el mejor restaurante que has visitado?

AC: Charlie Trotter en Chicago.

B: ¿Cuáles son tus especies favoritas?

AC: Combinaciones de chiles con sal, tomillo, ajo, cebolla, sal, azúcar morena, jengibre…

B: ¿Qué platillo de casa has incorporado en tu restaurante?

AC: El relleno de pavo de mamá en Día de Acción de Gracias.

B: Primer platillo que preparaste, que te hizo decidir por esta carrera.

AC: Repostería, en la preparatoria.

B: ¿Algún platillo exótico que hayas comido?

AC: Chapulines con guacamole.

B: ¿Comida de fiesta?

AC: Carne asada, frijoles charros, chile con queso, tortillas.

B: ¿Qué rasgos no pueden faltar en un chef?

AC: Humildad y bases sólidas.

B: ¿Qué mensaje quieres transmitir a tus clientes?

AC: Que se den permiso de explorar cosas nuevs, que den oportunidad a restaurantes locales con chefs de carrera que se dedican a esto porque es su pasión.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply

Don't miss a thing! Signup here for unique coverage of border life you won't find anywhere else

Join our mailing list to receive weekly news and commentary on Border Life

I am a..

Thank you! You have successfully subscribed.