Hispano o latino: ¿Cuál es el problema de una simple etiqueta?

0
Javier Martínez Vargas, a waiter at El Matador in Johnson City, prefers the word ‘Latino’ to ‘Hispanic.’ (Max Hrenda/Courtesy of etsujournalist.com)

Javier Martínez Vargas, un mesero de El Matador en Johnson City, prefiere la palabra ‘latino’ a ‘hispano.’ (Max Hrenda/Courtesía de etsujournalist.com)

Traducido por Laura Castellón

Read this story in English

JOHNSON CITY, Tenn. — Javier Martínez Vargas se sentó en una caseta un día el pasado otoño, contando el dinero que había ganado como mesero esa tarde en El Matador en Johnson City, TN. Un cliente le preguntó que si estaba planeando hacer algo para el Mes de la Herencia Hispana. Martínez Vargas, un ciudadano mexicano y residente permanente legal de los Estados Unidos, sacudió su cabeza. Luego, el cliente le preguntó qué pensaba sobre la palabra ‘hispano.’

“En verdad, no me importa lo que me llamen,” dijo Martínez Vargas. “Para mí, latino suena mejor que hispano o mexicano.”

¿Por qué es eso?

“Hablamos latín,” dijo él. “El español es un idioma latín.”

A primera vista, las palabras ‘hispano’ y ‘latino’ parecen significar la misma cosa. Cuando le preguntas a la comunidad hispanohablante, sin embargo, encontrarás que hay muchas diferencias entre las dos.

Hispano

Hispano significa “referente a España,” según el Diccionario de Webster. Se refiere a un ciudadano estadounidense que vive en un hogar hispanohablante o tiene lazos familiares con España u otro país hispanohablante.

En 1976, la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca (White House Office of Management and Budget) propuso una ley requiriendo que todos los hispanohablantes sean llamados hispanos para los datos del Censo de los Estados Unidos. La ley define a los hispanos como “estadounidenses que se identifican con tener raíces hispanohablantes y que rastrean su origen o ascendencia de México, Puerto Rico, Cuba, Centro y Sudamérica y otros países hispanohablantes.”

Unos hispanohablantes han adoptando la palabra ‘hispano’ con un motivo de orgullo. Michael Hofius, un ciudadano estadounidense de Guatemala, es uno de ellos.

“Hispano es un término universal que es usado por todos los que no estamos avergonzados de nuestra herencia española o hispanoamericana,” dijo Hofius, que vive en Bristol, Va. “[Los Hispanos] incluyen cualquier grupo racial y pueden venir de cualquier continente, excepto de la Antártica.”

Diego Iglesias, vice president, Bank of Tennessee’s Hispanic Market Division. (Max Hrenda/Courtesy of etsujournalist.com)

"Si tuviera un hijo creo que él o ella se pudiera considerar hispano pero no necesariamente latino." dice Diego Iglesias, vice presidente de la división de mercadeo hispano del Bank of Tennessee. (Max Hrenda/Courtesy of etsujournalist.com)

Unos piensan que ‘hispano’ sólo aplica a la herencia de una persona. Diego Iglesias, un ciudadano argentino con residencia permanente legal en los Estados Unidos, ve una conexión entre el uso de ‘hispano’ y ciudadanos naturalizados de los Estados Unidos.

“Si tuviera un hijo, creo que él o ella se pudiera considerar hispano pero no necesariamente latino,” dijo Iglesias, “pero ese niño va a ser completamente estadounidense. Hasta ese punto, creo que yo lo consideraría más hispano.”

Iglesias, vice-presidente de la división de mercado hispana del Banco de Tennessee, dijo que él normalmente se refiere a sí mismo como argentino.

“Para mí, hispano y latino significan la misma cosa,” dijo Iglesias.

Otros hispanohablantes sí notan una diferencia.

“’Hispano’ es una palabra que sólo existe en este país,” dijo Raquel Fratta. Fratta, una estudiante de postgrado en East Tennessee State University, no se refiere a sí misma como hispana.

“I never heard ‘Hispanic’ before I came here. Latina is a much more inclusive word.”  said ETSU graduate student, Raquel Fratta. (Max Hrenda/Courtesy of etsujournalist.com)

“Nunca había oído ‘hispano’ antes de venir acá. Latina es una palabra mucho más universal.” dice Raquel Fratta, estudiante de post-grado en ETSU. (Max Hrenda/Courtesía de etsujournalist.com)

“Nunca había oído ‘hispano’ antes de que vine aquí,” dijo Fratta, que es  de Paraguay. “’Latina’ es una palabra mucho más universal.”

Latino/a

Latino/a significa “un habitante latín de los Estados Unidos,” otra vez en el Diccionario de Webster. Se refiere a una persona de Latinoamérica o de descendencia hispanohablante.

En 1997, después de un debate público sobre la equidad del término ‘hispano’, la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca añadió ‘latino’ al censo para que se lea: hispano o latino.

Sin embargo, la definición de Webster no satisface a todos.

“Eso me ofende,” Fratta dijo. “Cualquier persona de cultura latína es latina; no tienes que ser de Estados Unidos.”

A pesar de la afirmación de Fratta sobre la naturaleza universal de ‘latino,’ otros no lo ven de esta manera. Hofius, que trabaja de cerca con la población inmigrante hispanohablante de Bristol, dijo que quizás haya una razón diferente por la cual ‘latino’ se usa en Estados Unidos.

“Mucha gente de descendencia hispana… que nacieron en los Estados Unidos prefieren [‘latino’] para distinguirse de los que somos inmigrantes,” Hofius dijo.
Hofius agregó que aquellos que prefieren ser llamados latinos generalmente son encontrados en partes del país densamente pobladas como California, Florida, o New York.

“Supongo que no quieren ser asociados con inmigrantes ilegales o legales a quienes tal vez ellos consideran inferiores en alguna de varias maneras,” dijo Hofius.

Contrario al punto de vista de Hofius, Martínez Vargas no ve la conexión entre el uso de ‘latino’ y la discriminación contra inmigrantes.

“No creo que importe si eres legal o ilegal” dijo Martínez Vargas. “Mientras estés en este país, eres parte de los Estados Unidos.”

Partes de los Estados Unidos

Si pudieras encuestar a cada uno de los 45 millones de hispanos/latinos que viven actualmente en los Estados Unidos, probablemente recibirías una respuesta diferente cada vez. El Pew Hispanic Center es una de varias organizaciones que está tratando de solucionar estos sentimientos encontrados entre hispanos/latinos.

En el 2006, el Pew Hispanic Center sondeó a 2000 estadounidenses con raíces en la comunidad hispanohablante y les preguntó cómo prefieren identificarse en primera instancia. Arriba se muestran los resultados de la encuesta. (Graphic by Max Hrenda)

En el 2006, el Pew Hispanic Center sondeó a 2000 estadounidenses con raíces en la comunidad hispanohablante y les preguntó cómo prefieren identificarse en primera instancia. Arriba se muestran los resultados de la encuesta. (Graphic by Max Hrenda)

Según la encuesta del 2008 del Pew Center, 36% de los encuestados prefirieron ‘hispano,’ mientras el 21% prefirió ‘latino.’ El 43% restante no favoreció a ninguno de los dos.

En otra encuesta, el centro se enteró que el 48% de los hispanohablantes adultos se identifican a sí mismos por su país de origen o el de sus antepasados. En la misma encuesta, el 26% se referían a sí mismos como latino o hispano primero, y los demás el 24% se referían a sí mismo como estadounidenses.

Pero unos piensan que los resultados de la encuesta pueden ser engañosos.

“Tienes que pensar, ¿con quien hablaron en este estudio?” preguntó Fratta. “Probablemente todas estas personas eran legales o ciudadanos estadounidenses.” Fratta cree que los inmigrantes ilegales no hablarían con un encuestador.

En contraste con el método del Pew Center, el U.S. Census Bureau registra la información diferentemente. En el artículo del Pew Center “¿Quién es hispano?” Jeffrey Passel y Paul Taylor reportaron que los que toman el censo usualmente dependen de  lo que la gente les dice.

“En los ojos del Census Bureau, los hispanos pueden ser de cualquier raza, ascendencia, o país de origen,” escribieron Passel y Taylor. “Teóricamente, alguien que es chino pudiera identificarse a sí mismo como hispano y así es como sería contado.”

Los autores sugieren que, por estos descuidos, los números producidos por el U.S. Census muchas veces son engañosos. Ciudadanos de descendencia portuguesa y brasileña, que no son contados como hispanos bajo el estándar de la Oficina de Administración y Presupuestos de la Casa Blanca, pueden ser reportados como hispanos si eso es lo que ellos afirman.

¿Quién es lationamericano?

Aunque los hablantes del portugués no cuentan como hispanos en los ojos del gobierno de los Estados Unidos, unos en la comunidad latina están dispuestos a aceptarlos.

Holanda Holtzclaw, secretaria del Club Latinoamericano, dijo que los hablantes de portugués no sólo están bienvenidos en la comunidad latina, sino que son parte de ella.

“Tenemos miembros brasileños,” dijo Holtzclaw. “(Los Brasileños) son latinoamericanos.”

Fundado en 1990, el Club latinoamericano trabaja  para celebrar y dar poder a la comunidad hispanohablante. En el grupo de Kingsport, Tenn., más de veinte países son representados, y no hablan necesariamente español.

“Cualquiera cuya cultura sea en parte latina es latinoamericano,” dijo Holtzclaw.

“It doesn’t matter where I’m from or what I speak, it just matters that I appreciate who I am.” — Jennifer Garcia. (Max Hrenda/Courtesy of etsujournalist.com)

“No importa de dónde soy o qué hablo, sólo importa que aprecio lo que soy.” — Jennifer García. (Max Hrenda/Cortesía de etsujournalist.com)

Los cuatro idiomas principales que tienen raíces del latín son: francés, italiano, portugués y español. Holtzclaw, como Martínez Vargas, dijo que todas las culturas latinas están bienvenidas en el Club Latinoamericano.

“No tenemos miembros franceses,” dijo Holtzclaw, “pero supongo que están bienvenidos porque su idioma viene del latín. También tenemos italianos.”

Parece que la decisión entre hispano y latino — o chicano, boricua, mexicano, colombiano, etc. — recae sobre aquellos que tienen enlaces a estas culturas, en vez de los de afuera que tratan de etiquetarlos.

Jennifer García, una estudiante de último año de radiodifusión en East Tennessee State University, no habla español y nunca ha ido a Panamá, el país natal de es su padre. Pero en lo que respecta a conocer su ascendencia y cultura, dijo que está en contacto con sus raíces hispanohablantes.

“Sé más sobre nuestra cultura [panameña] que sobre el lenguaje español,” dijo García. “No importa de dónde soy o qué hablo, sólo importa que aprecio quien soy. Nací y crecí en Tennessee y estoy orgullosa de ser hispana.”

_____

Editor’s note: This story was previously published on El Nuevo Bristol Herald Courier.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply

Don't miss a thing! Signup here for unique coverage of border life you won't find anywhere else

Join our mailing list to receive weekly news and commentary on Border Life

I am a..

Thank you! You have successfully subscribed.