Ninguna historia vale la vida de alguien

0
Periodistas Gerardo Reyes y Alfredo Corchado (Lourdes Cueva Chacón/Borderzine.com)

Periodistas Gerardo Reyes y Alfredo Corchado (Lourdes Cueva Chacón/Borderzine.com)

EL PASO — El 20 de febrero se presentaron en la Universidad de Texas de El Paso los periodistas Alfredo Corchado y Gerardo Reyes como parte de los talleres Watchdog Workshop de la organización IRE (Investigative Reporters and Editors). Su plática trató de la cobertura periodística del crimen organizado, narcotráfico y lavado de dinero, un tema por demás popular en nuestra zona fronteriza.

El periodista Alfredo Corchado comenzó la plática con los pormenores de su experiencia cubriendo el crimen organizado: “Si uno quiere estudiar el crimen organizado se necesita hacerlo como a una organización, como si fuera Starbucks o McDonald’s. Son (sic) una corporación con funciones completas, el 50% de sus ganancias regresan a sus operaciones. Al igual que una corporación, ellos creen en la buena calidad y en la publicidad, necesitan un vocero que le diga a los medios como quieren su historia y otro vocero para infiltrarse en los partidos políticos” dijo Corchado.

Después continuó explicando una forma de describir al narcotráfico: “El Presidente de Colombia de 1986, Virgilio Barco, describía al narcotráfico como una gran orgía con distintas etapas. Esta se da en una casa, en un lugar privado lejos de la sociedad y el gobierno. En la primera etapa todo es diversión y todos tratan de mirar hacia otro lado, hay un sentido de coexistencia. En la segunda etapa alguien quiere detener la orgía y cerrar el lugar, y ahí es cuando surge la violencia, yo creo que México está en esta segunda etapa. La tercera etapa es cuando los narcotraficantes comienzan a cazar las instituciones democráticas” dijo Corchado.

El periodista que actualmente trabaja en Estados Unidos dijo que su atracción por cubrir el crimen organizado surgió a raíz de una nota que escribió el 2003: “el periódico me pidió que reportara el caso de las mujeres de Juárez. Fue allí donde empecé a ver lo débil que son las instituciones del sistema político, y desde ese momento vi el peligro que representa esta amenaza a México” dijo Corchado quien continuó: “para cualquier periodista, especialmente alguien que cubre USA-México, ignorar la nota sobre la amenaza del crimen organizado sería irresponsable. De hecho, el crimen organizado nunca fue algo que me interesó sino hasta que vi la grave amenaza. Es como una enfermedad, un cáncer que poco a poco se está comiendo a México” dijo Corchado.

“Yo no creo que Colombia tenga el mismo perfil que México en cuanto al narcotráfico” dijo el colombiano Gerardo Reyes, quien trabajó para el diario El Tiempo de Bogotá y actualmente trabaja en El Nuevo Herald de Miami. “La crisis en Colombia se dio porque Colombia se acostó con el enemigo durante mucho tiempo; los carteles compartían una complicidad con los periodistas. A raíz de la muerte de un ministro de justicia, que descubrió un laboratorio de cocaína es que los periodistas comienzan a publicar vínculos de narcotráfico” dijo Reyes.

“Los narcos de Colombia tenían aspiraciones políticas y en ese afán por congraciarse con la sociedad, hacían lo que estuviera a su alcance. En México los narcos no tienen aspiraciones políticas. Ellos encontraron el camino por medio del soborno con la campaña política” dijo Reyes quien aseguró que el enemigo interno en Colombia fue la extradición: “México se va a enfrentar con un problema del sistema judicial por no poder controlar el narcotráfico”.

Para Reyes el crimen organizado está en capacidad de ganar un gran poder de manipulación e influencia: “Poco a poco fui descubriendo que en los países de democracias débiles o en reconstrucción como son los de América Latina tienen gran poder de soborno e intimidación. Por eso pensé que debería de conocer más sobre cómo operan estas organizaciones” dijo Reyes quien ha publicado los libros Periodismo de investigación, Dueños de América Latina, sobre la gente más rica de Latinoamérica, y Don Julio Mario, la biografía no autorizada del magnate colombiano.

A ambos periodistas se les preguntó cómo conseguían fuentes de información para reportar este tipo de noticias a lo que Reyes contestó: “El narco no se puede cubrir entrando y saliendo. Hay que estar siempre en el negocio, el narco  cambia constantemente. Otra razón es la seguridad, saber cómo reacciona el narco. Los periodistas colombianos obtuvieron muy buenas noticias por medio de los narcos presos y teniendo a sus abogados y empleados como contactos”. Corchado tomó la palabra y dijo: “hay sicarios que saben que su vida es muy corta y dan entrevistas. El informante es algo muy peligroso; siempre trata de confirmar la información con otras fuentes. Si algo te llega de forma anónima, siempre se debe checar con otras dos o tres fuentes”.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply

Don't miss a thing! Signup here for unique coverage of border life you won't find anywhere else

Join our mailing list to receive weekly news and commentary on Border Life

I am a..

Thank you! You have successfully subscribed.